CJ Sapong goal

Chicago y Orlando empatan a un gol y reparten puntos

La fiesta en el SeatGeek Estadium tardó, tardó tanto que se dio en la última jugada del partido entre el Chicago Fire y Orlando City SC. Después de que el visitante abriera el marcador al minuto 47, el Chicago Fire rescató el empate a un gol en los últimos segundos del partido que arrancó al medio día y que terminó bajo una tupida llovizna. CJ Sapong consiguió el empate y su segundo gol en encuentros consecutivos.

El partido arrancó de buena manera para el Chicago Fire que apenas en los primeros minutos tuvieron dos clara ocasiones de gol. Sin embargo, una a pase de Djordje Mihailovic y otro de Aleksander Katai que dejaban a Nemanja Nikolic solo para rematar, tuvieron el mismo destino y fueron solo estadísticas de aproximaciones de gol. Probando no haber salido en su mejor tarde, el delantero se perdió las más claras oportunidades de gol del primer tiempo mandando sus remates desviados de la portería de Brian Rowe.

Después de tener poco trabajo en el primer tiempo, la línea defensiva pronto se vio en apuros en el complemento. Recién había sonado el silbatazo con que arrancó el segundo tiempo, el visitante se puso arriba por intermedio de Dom Dwyer. El delantero visitante fue el más inteligente de todos al superar a Johan Kappelhof quien pensó con su físico evitaría éste pudiera llegar el balón. Justo cuando Ousted se alistaba para sujetar el balón, Dwyer le dio la vuelta a Kappelhof para puntear el balón y darle dirección a la puntería. El error de los hombres de rojo fue capitalizado por uno de los delanteros más letales de la liga.

Pronto las cosas se complicarían aún más para el equipo que dirige Veljko Paunovic. Al minuto 64, justo unos minutos después de ingresar, Ruan amenazaba con escaparse por la banda derecha cuando Jorge Corrales le llegó por detrás y lo derribó. Esto provocó su expulsión, dejando al Chicago Fire con un hombre menos y cerca de 30 minutos por jugar.

Lo que le había salido bien al Fire en el primer tiempo y les había permitido tener ocasiones de gol, les resultó demasiado complicado en el segundo tiempo y les tocó, a base de balonazos, ir en busca de generar peligro. Pero tal como dice el dicho popular, “también el último minuto cuenta” y eso probó CJ Sapong. Tras un centro elevado de Przemyslaw Frankowski, el delantero se alzó y dio vuelta a su testa para conectar con el balón y darle dirección a la red para conseguir el empate y desatar la celebración entre los asistentes a los que la lluvia no ahuyentó.

Tras el partido, el estratega Veljko Paunovic reconoció su equipo jugó dos mitades muy distintas. “Empezamos bien, empezamos fantástico”, dijo Paunovic. “No metimos el gol en la primera parte a pesar de crear oportunidades claras. Nos faltó abrir el marcador y eso hubiera inyectado una tremenda confianza al equipo”.

No me gusto el inicio de la segunda parte, no me gusto entrar al partido, no voy a decir con dudas, pero sin enfoque y conceder ese gol, algo que no se puede hacer en el futbol serio, en el futbol mundial. Algo así te cuesta partidos, te cuenta un esfuerzo tremendo y cuesta arriesgar más y te cuestan expulsiones”.

“CJ es importa para el equipo, su trabajo y aportación en cuanto a marcar los goles que son importantes, sin ellos no se puede ganar, en este caso empatar. Tenemos un equipo con ganas, con carácter. Vamos a trabajar muy fuerte para conseguir en los próximos dos partidos, conseguir los seis puntos”.

Con los primeros dos partidos de la temporada en la historia, el Chicago Fire se prepara para disputar otros dos partidos en casa de forma consecutiva. El próximo sábado al medio día recibirá la visita de los Seattle Sounders FC y el 30 le hará los honores a los Red Bulls de Nueva York.