El Fire viaja a L.A. para medirse al Galaxy

El Fire viaja a L.A. para medirse al Galaxy

Este sábado el Chicago Fire arranca una nueva temporada de competencia en la MLS y como ya es casi una costumbre, lo harán visitando al Galaxy de Los Ángeles. El duelo entre equipos de tradición en la liga, enfrentará a dos escuadras relativamente renovadas y que al mando tienen a dos entrenadores que si bien aún son jóvenes, cuentan con vasta experiencia en la liga.

Tanto el Fire como el Galaxy arrancan la temporada 2019 con el mal sabor que les dejó haber quedado fuera la de la postemporada en el 2018. Mientras para Chicago fue una temporada de remarcados altibajos y por ende se supieron sin posibilidad de ir a la liguilla semanas previo al final de la etapa regular, el desenlace para el equipo de Los Ángeles se dio en el último partido de la temporada regular cuando un tres a dos en contra ante Houston, marcó su eliminación dejándoles sin posibilidad de competir en la liguilla.

Tras finalizar la campaña anterior, la directiva no perdió tiempo y de inmediato pusieron manos a la obra para renovar los contratos de algunos elementos clave, entre ellos, el de su estratega Veljko Paunovic. El proyecto de la directiva es uno a largo plazo y expresando la confianza absoluta en el entrenador, a principio del año se anunció la renovación de contrato con el serbio. El acuerdo multianual para el estratega se da de cara a su cuarta temporada al frente del equipo rojo.

De igual manera se dieron a conocer la renovación de contrato de Bastian Schweinsteiger y Johan Kappelhof. Sin duda, ambos hombres se han convertido en referentes del cuadro rojo y su permanencia debe inspirar confianza a los hombres de rojo.

De igual manera, de a poco y de forma casi constante, se han anunciado la llegada de importantes refuerzos. Entre las contrataciones con las que el Fire pretende dar la pelea y volver a cobrar protagonismo resaltan el defensa brasileño Marcelo proveniente del futbol portugués. Otro refuerzo en la última línea es el portero danés, David Ousted. El guardameta, quien se espera de la pelea por el puesto titular, cuenta con por lo menos cinco años de experiencia en la MLS después de jugar con los Whitecaps de Vancouver, equipo con el firmó en el 2013 y más recientemente, el DC United.

Donde el equipo no se escatimó en recursos fue en reforzar el ataque desde el medio campo. Hace algunas semanas de dio a conocer la contratación del mediocampista Przemysław Frankowski. El jugador polaco de apenas 23 años, llega con siete temporadas de experiencia en el máximo circuito del futbol de su país. Y si la reciente contratación del delantero Fabian Herber de por si inspiraba confianza, esta es aún mayor con la llegada de CJ Sapong, cuya contratación se anunció apenas hace algunos días. Herbers llega al Chicago Fire después de haber jugado las últimas tres temporadas con el Philadelphia Union. Sapong por su parte, un probado delantero, ha jugado ocho temporadas en la MLS y ha pasado por el Sporting KC y el Philadelphia Union más recientemente.

El partido entre Chicago y Los Ángeles será sin duda uno de los que más expectativas genere en la jornada que marque el arranque de una nueva temporada. Chicago y sus refuerzos tienen claras sus metas pero saben desde el mismo arranque de la competencia los retos serán grandes. Así como el Chicago Fire se hizo de los elementos con que cree podrán volver a las primeras planas, el Galaxy hizo lo mismo, empezando por el banquillo técnico. Hace algunas semanas se anunció la llegada de Guillermo Barros Schelloto quien de inmediato asumió su nuevo puesto y ha estado al tanto de los trabajos de pretemporada.

El del sábado será el importante primer examen para el Chicago Fire. Salir de casa del Galaxy, un equipo que está plagado de estrellas, sería la mejor manera de arrancar la temporada para el Fire. Veremos si desde ya se empiezan a cuajar las complicidades y si la línea defensiva es capaz de tener a raya a la ofensiva que liderara Zlatan Ibrahimovic.