nikolic schweinsteiger celebration

El Fire vuelve a casa para recibir a los Red Bulls

Tras su triste eliminación en semifinal de la Copa Abierta Lamar Hunt en su edición 2018, este sábado el Chicago Fire regresa a la competencia de la MLS al recibir la visita de los Red Bulls de Nueva York.

El Chicago Fire se quedó a un paso de disputar otra final de la Copa Abierta al caer a mitad de semana a manos del Philadelphia Union por un contundente tres a cero. El partido se disputó en la casa del Union y la derrota fue la séptima seguida para los hombres de rojo entre partidos de liga y semifinal de Copa Abierta. Ahora los hombres de rojo deberán poner toda su atención en la competencia de liga, donde las posibilidades de volver a la liguilla empiezan a esfumarse.

Después de disputar dos partidos de liga en condición de visitante de manera consecutiva, los hombres de rojo regresan a su casa para medirse a un equipo dirigido por un cuerpo técnico con historias estrechamente ligadas al Fire. El equipo de Chicago sabe que el décimo lugar de la Conferencia Este que por ahora ocupan, es uno muy lejano de los puestos que de postemporada. Los del Fire también saben que aún quedan suficientes puntos por disputar para aspirar a colarse a la gran fiesta donde cualquier cosa puede pasar.

En su más reciente partido de liga, el Chicago Fire viajó a casa del Real Salt Lake, a donde llegó con la esperanza de poner final a la seguidilla de derrotas. De cara a la semifinal de Copa Abierta que tenían en puerta, Veljko Paunovic puso sobre el terreno de juego a un equipo conformado por pocos titulares habituales y más jugadores de recambio. El plan pronto probó salirle caro al estratega. Un doblete de Damir Kreilach fue lo que el Real Salt Lake necesitó para imponerse por 2-1 al Fire. El de la honra para el Fire fue un bonito gol anotado por Bastian Schweinsteiger.

A partir de este sábado, el margen de error es casi mínimo. Sin posibilidad de sumar otro título de Copa Abierta, los del Fire deberán buscar su regreso a la senda del triunfo en competencia de liga. Con ello querrán emprender la remontada a una temporada que amenaza con ir a los libros de historia como otra para el olvido. Por lo pronto, los movimientos de jugadores sugieren la directiva no esperará de brazos cruzados el desenlace de la temporada. Si es una limpia de casa o simples movimientos estratégicos, eso está por verse.

El lunes, el equipo anunció que de mutuo acuerdo con el jugador, estos dieron por concluido el contrato del defensa Rafael Ramos. El portugués apenas jugó en tres partidos de liga y dos de copa con el cuadro rojo. Su llegada al Fire se había dado a principio del año y vino proveniente del Orlando City SC.

Solo unos días después, se dio a conocer la salida de dos elementos más, otros dos que habían llegado como refuerzo para la actual temporada. Tanto el defensa Kevin Ellis como el mediocampista Tony Tchani, fueron dados de baja por el equipo a solo un par de días de enfrentar su siguiente partido de liga.

Y como reza una frase trillada que se utiliza mucho en los deportes profesionales, “no hay rival fácil”. Y esta vez sí que resulta cierta la frase. El equipo de los Red Bulls de Nueva York goza un mucho mejor momento que el Fire. Con 22 partidos disputados, los Red Bulls ocupan por ahora el segundo puesto de la Conferencia del Este. Sus 44 puntos les tienen en excelente lugar para llegar a la liguilla, esto a poco más de una decena de partidos por disputar.

Aun así, Chicago espera poder mantener la hegemonía sobre Nueva York. En partidos entre sí, el Fire cuenta con marca de 27 victorias por 17 derrotas y 12 empates. Mejor aún, en casa el Fire solo ha perdido cuatro veces y se ha impuesto en quince.

El choque del sábado será uno emotivo para la afición del cuadro rojo y es que el cuerpo técnico de los Red Bulls tiene a la cabeza a Chris Armas y como asistente a C.J. Brown, mientras el Director Deportivo es Denis Hamlett. Los primeros dos como jugadores, se convirtieron en emblemas del Fire y Hamlett como entrenador y asistente en distintas etapas, también escribió un capitulo en la historia del Fire.

Con cada derrota acumulada son menos las posibilidades de postemporada para el Fire en este 2018. Pero nada está definido y este sábado buscaran volver a la senda del triunfo y encaminarse de vuela a la parte alta de la tabla.