Michael de Leeuw

El Fire cierra temporada en casa con victoria

El cierre de la temporada en el Toyota Park fue justo lo que el Chicago Fire deseaba, con victoria para el cuadro local sobre el New England Revolution, uno de sus acérrimos rivales. Con el 2-1 a favor, los hombres de rojo se despidieron de su afición con una buena nota y de paso colocaron otro clavo al ataúd de los Revs cuyas aspiraciones de ir a la liguilla penden de un hilo muy fino.

Los tres puntos que los del Fire consiguieron no serán suficientes para evitar que el cuadro rojo termine en el último puesto de la tabla general. A la vez, el evitar que los Revs sumaran, obliga al equipo visitante a esperar la definición de la última jornada y una serie de resultados para colarse a la postemporada.

El encuentro arrancó con buen ritmo y el invitado de honor no tardó en llegar. Apenas al minuto nueve, David Accam emprendió la carrera en el medio campo para luego descargar en Brandon Vincent quien centró un balón justo al ingreso de Michael de Leeuw. El holandés sacó un bonito remate cuando con la parte externa del pie derecho, chocó el balón para enviarlo a la red superando al portero Brad Knighton.

Sin embargo, manteniendo la temática de la temporada, los hombres de rojo dejaron ir varias ocasiones frente a la portería rival y además, un error fue todo lo que los Revs necesitaron para igualar cartones. Una mala decisión en la salida de Sean Johnson permitió que el balón llegara a los pies de Juan Agudelo. Después de algunos rebotes, Diego Fagundez se encargó de sacar el rebote que terminó en la red para igualar cartones antes de que terminara el primer tiempo.

El complemento fue un duelo que ningún equipo parecía necesitado de ganar e intercambiaron trayectos de posesión del balón. Sin embargo, pronto las cosas se tornaron complicadas para los hombres de rojo pues al minuto 54 se quedaron con un hombre menos. Una falta por parte de Luis Solignac sobre London Woodberry, fue a juicio del asistente, suficiente para que el árbitro le mostrara la roja directa al argentino.

Aunque por un importante trayecto los hombres de rojo debieron defenderse de los embates de los Revs, los de Chicago aguantaron y pronto se vieron recompensados. Superados los 70 minutos, David Accam logró ingresar al área chica para intentar chocar un balón por encima del portero. Aunque en primera instancia no pudo concretar y parecía solo otra ocasión desperdiciada, luego provocó la expulsión de Knighton cuando el meta no se percató de la presencia del ghanés y como último recurso lo derribó para evitar un remate tras un robo de balón.

Con igualdad de números otra vez, el cuadro rojo consiguió la ventaja al minuto 80 cuando Jonathan Campbell ubicó a Accam corriendo en dirección a la portería rival. El defensa envió un trazo perfecto que llego al área chica de los Revs y hasta allí llegó Accam para rematar el balón cruzado sin que Shuttlewortth pudiera evitar el gol de la victoria para el Fire.

Tras la victoria, el estratega se dijo contento por el resultado que le brindaron a su afición. “Creo que para nosotros, como lo habíamos dicho, era importante ganar este último partido en casa, enfrente de nuestra afición. Sabemos que fue una temporada difícil para todos pero por lo menos les ofrecimos esta victoria”, dijo Veljko Paunovic.

David Accam, hizo eco a los comentarios del estratega sobre lo importante que era ofrecer un buen resultado a la afición. “Para nosotros era muy importante ganar este partido, como importante es la victoria. Nuestra afición merece mucho más. Sabemos que las cosas no se dieron a lo largo de la temporada pero hoy salimos en busca de una victoria que brindarles.”

El próximo domingo el Chicago Fire cierra la temporada enfrentándose al Toronto FC.