David Accam

El Fire cae ante Red Bulls por 2-1 para cerrar la temporada

El Chicago Fire cerró la temporada con una derrota por 2-1 a manos de los Red Bulls de Nueva York.  El revés, el número 20 de la temporada, no lo vendió barato el representante de Chicago que a pesar de conceder un gol tempranero e irse al descanso con una desventaja de dos goles, nos regalaron un cierre de partido de muchas emociones obligando al visitante a defender para aguantar el resultado. 

Nueva York por su parte, con la victoria alzó el primer trofeo de la temporada, el Supporters Shield que consiguió gracias a los 60 puntos que sumaron y una mejor diferencia de goles que el FC Dallas que también sumó 60 unidades.

El marcador se abrió al minuto ocho tras un tiro de esquina y un toque de cabeza de un jugador de Nueva York para que el balón llegara a los pies de Bradley Wright-Phillips que ante la presencia de Alec Kann, envió el balón a la red.  Sin mucha resistencia hasta entonces por parte del Fire, el visitante aumentó la ventaja al minuto 35 cuando Patrick Nyarko desplazó a Mike Grella en el área y Sacha Kljestan envió su cobro desde el punto penal a la red.

Ya en el complemento y gracias al ingreso de David Accam, el Fire parecía estar carburando para conseguir la voltereta y el descuento calló al minuto 78.  Una seguidilla de toques acertados culminó con un centro de Nyarko que permitió a Gilberto prender de primera el balón de media tijera para superar a Luis Robles y acercar a Chicago.  En los últimos minutos Chicago pudo generar otras sin embargo estas no fueron concretadas y el marcador ya no se movió.

Al finalizar el encuentro, mientras los Red Bulls celebraban con el trofeo, Brian Bliss ofrecía la última conferencia de prensa de un entrenador del Fire en la campaña 2015. 

“Como vieron, les concedimos el segundo gol en un penal, una jugada que no se puede debatir.  Sin embargo, en lo que fue el resto del partido no tenemos mucho de que avergonzarnos porque les jugamos parejo y tuvimos algunas que no se concretaron”.

“Jugamos frente a un buen equipo, por eso son los campeones de liga (Supporters Shield).  Manejaron bien el balón al hacerse de él con una ventaja de dos goles.  Mis muchachos pelearon hasta el final pero no nos alcanzó”.

El que fuera uno de los mejores jugador en la temporada, David Accam, lamentó no conseguir la victoria que deseaban regalar a la afición.  “En verdad nos duele no haber conseguido una victoria que deseábamos regalar a la afición en este nuestro último partido”

El ghanés se mostró inconforme de que al equipo le costara enchufarse en el encuentro y conceder el gol tempranero.  “Como nos sucedió en varios partidos a lo largo de la temporada, jugamos mal los primeros 15 minutos y concedimos el gol.  A partir de ahí tocaba venir de atrás y no fue suficiente”.

Accam no quiso hablar más sobre la temporada que fue para el olvido y optó por mostrarse optimista de cara a la próxima.  “Sé que se darán varios cambios en el equipo y esperamos todos sean para bien y con ello vengan mejores resultados”.

A pesar de sus diez goles y ofrecer los destellos de fútbol más atractivo que el Fire tuvo, Accam dijo la temporada no fue buena para él.  “No fue una buena temporada para mí y es que hay que recordar que llegué acá lesionado y con algo de cansancio.  No tuve una buena pretemporada y eso de la mano de algunas lesiones, evitaron que tuviera la temporada que esperaba”.