Logan Pause farewell supporters DL

Emotiva despedida vivió Logan Pause

Después de doce años como futbolista profesional, todos jugados con el Chicago Fire, la noche del viernes marcó el final de la destacada carrera de Logan Pause en un ambiente más que emotivo.

Portando por última vez el gafete de capitán que portó por dos temporadas, Logan Pause arrancó en el once titular para ofrecer un buen partido.  El versátil jugador jugó 79 minutos para en medio de una ovación, ser suplido por Chris Ritter. 

Lo emotivo de la ocasión se percibía en cada esquina del Toyota Park, en las pancartas, en la cantidad de aficionados portando la playera número 12 en honor a Logan Pause.  Igualmente la ceremonia previa al partido ofreció una dosis de emoción cuando en la pantalla gigante, el ex entrenador del Fire, Dave Sarachan, ex compañeros como Chris Armas y John Thorrington, pero más importante aún, sus amigos, compartían sus anécdotas mientras felicitaban a Logan Pause en su retiro.

Al minuto 66 cuando el árbitro otorgó un penal al Chicago Fire y la gran mayoría en el estadio esperaba fuera Logan Pause quien se encargara del cobro, éste demostró su inmenso respeto por el equipo y el futbol al  ni siquiera considerar la posibilidad de ir al cobro.  “Ni siquiera paso por mi mente (cobrar el penal).  Jeff Larentowicz es el capitán y líder de este equipo y ha sido quien los ha cobrado esta temporada”, dijo Pause quien reiteró, “Ni siquiera lo contemplé”.  

 Tras el segundo gol de la noche para el Fire, el que les otorgó la victoria, la celebración se trasladó al área técnica donde todos los jugadores rodearon y abrazaron a Logan Pause dedicándole la anotación.  Con una victoria, con su esposa e hijas a su lado, así como amigos presente, se retiró uno de los integrantes de la columna vertebral del Chicago Fire.

Con el silbatazo final vino otro momento emocionante cuando Pause tomó el micrófono para dirigirse a la afición para pronunciar palabras de agradecimiento para la afición, la directiva, compañeros y entrenadores.

Unos minutos después, se dirigió a los medios aun emocionado pero con el tono amable con que lo hizo por doce temporadas.

“Fue un día especial para despedirme, con una victoria para celebrar con nuestra afición, con esta gran gente del club y con la ciudad”, abrió diciendo Logan Pause.  “Me supera la emoción, ha sido una semana especial en la que he recibido abundantes muestras de cariño y apoyo de tanta gente, entre ellas ustedes aquí”, dijo Pause a los representantes de distintos medios.

El mediocampista, quien a lo largo de su carrera también se desempeñó como defensa, se dijo afortunado de haber hecho por 12 anos y de manera profesional, algo que ama.  “He tenido la oportunidad de hacer algo que amo desde que tenía cuatro años, al más alto nivel, por más de una década y frente a esta afición y junto a personas muy especiales.  Eso es algo inmejorable”.

Sobre la emoción que lo embargaba a lo largo de la noche y lo emocionante que los presentes hicieron su despedida, el jugador admitió superó sus expectativas.  “Sabía que sería un momento emocionante para mí, porque eso es lo que soy y como he jugado para día en mi carrera como profesional.  Y claro, se pueden planear ocasiones como esta, pero creo que yo siempre supe que me superaría la emoción.  En verdad que en este momento estoy muy contento”.

Además de ser el protagonista de la noche, Logan Pause entró en el libro de las estadísticas al llevarse una tarjeta amarilla, por lo que dijo, “Lo de la amonestación es, bueno que tengo 33 años de edad y que ya no soy tan veloz como alguna vez fui.  Pero el ver la manera en que este grupo dio la pelea y como la afición nos cobijñ, no me quedó más que correr lo más rápido que pude.  Este equipo consiguió una victoria que además de merecida, nos deja contentos”.

Las expresiones de admiración para Logan Pause eran a unisón por parte del cuerpo técnico y compañeros. 

El capitán Jeff Larentowicz reconoció no era fácil jugar contra Pause.  “Jugar contra él no era fácil  en mis años con New England, eran partidos muy intensos y de mucho roce.  Logan (Pause) no es la clase de jugador que se enganche porque juega de forma muy leal.  Habían ocasiones en las que deseabas decir o hacer algo para provocarle y tenias que detenerte porque sabias que él no es de los que jueguen sucio.  Por eso como rival, era difícil jugar contra él, como compañero, lo mas fácil”.

Para el defensa Gonzalo Segares, compartir con Logan Pause su último partido como profesional, tiene un significado especial.  “La verdad es que este fue un partido muy emotivo, muy especial.  Logan (Pause) es un excelente amigo y gran persona y jugador.  Es un jugador que siempre se la rifa por la camiseta y lamentablemente hoy se da su retiro.  Seguro que ahora vienen las mejores cosas para él”.

Logan Pause fue seleccionado por el Chicago Fire durante el Super Draft de la MLS en el 2013 con Dave Sarachan como entrenador.  El inicio de su carrera coincidió con la presencia en el equipo de jugadores como Chris Armas y C.J Brown, dos jugadores quienes enfatizaban en mantener la identidad y lema del equipo, de “Tradición, Honor y Pasión”.  Su respeto por el futbol y entrega al equipo, pronto convirtió a Pause en uno de los favoritos de la afición que se encargó de despedirlo como merece.

Topics: