Chicago recibe a Nueva York en jornada dominical

Harry Shipp

Photo Credit: 
USA Today Sports Images

El Chicago Fire y los New York Red Bulls disputarán uno de tres partidos a celebrarse el domingo y con los que cerrará otra jornada de competencia en la MLS.  Los hombres de rojo esperan el partido sabiendo que aunque difícil, deberán salir en busca de sumar una victoria que permita al equipo sacudirse por fin la mala racha y poner final a la sequía de victorias.

El cuadro de Chicago, que no tuvo a ningún representante en el Partido de las Estrellas de la MLS en su edición 2014, espera el compromiso después de sumar otro empate en su anterior encuentro.  Con la igualdad sin goles ante el Columbus Crew del sábado pasado, los hombres de rojo llegaron a trece empates en lo que va de la temporada.  El Fire se encuentra a solo tres de igualar la marca de mayor número de empates en una temporada que es de 16 y que justo los equipos protagonistas del compromiso del próximo domingo comparten.

El equipo que dirige Frank Yallop ha venido experimentando algunas variantes en su alineación y esperan estas empiecen a rendir resultados.  Sin duda la presencia de Jeff Larentowicz en la zaga parece otorgar algo de confianza a una línea defensiva que entre intervenciones erradas y hasta una dosis de mala suerte, parecían no ver la suya.

“Jeff (Larentowicz) tiene mucha experiencia y además cuenta con la capacidad para jugar como central y ahora que se ha hecho este movimiento, se siente muy cómodo, estoy seguro”, dijo el también defensa, Gonzalo Segares.

“Es un jugador que habla mucho en la parte de atrás y eso nos ayuda muchísimo, por ello no hemos tenido problema para entendernos en la cancha, los dos tenemos experiencia y la verdad es que nos hemos entendido bien”.  Por lo pronto, Chicago mantuvo el cerrojo ante el Columbus Crew.

Este domingo, frente a ellos los hombres de rojo tendrán a un rival además de complicado, que goza de inmejorable estado anímico que los resultados recientes les brindan.  Nueva York suma tres encuentros consecutivos de liga sin perder.  Su más reciente encuentro terminó  con una victoria a su favor por 2-1 sobre los Revs de New England.  Esos tres puntos permitieron a los Red Bulls llegar a 28 puntos y colocarse en el cuarto puesto de la Conferencia Este.

El cuadro visitante llegará con su trío de ases, tres elementos clave para el cuadro taurino.  Thierry Henry lidera al equipo en pases a gol con una decena de ellos y junto a él llega el actual líder de goleo individual de la MLS, Bradley Wright-Phillips. El delantero ha celebrado 18 anotaciones en 21 partidos y fue uno de los grandes protagonistas del Partido de las Estrellas a mitad de semana despachándose con una vistosa anotación.  Y el tercer elemento del temido trío es Tim Cahill, quien sigue siendo uno de los elementos más peligrosos en el ataque de Nueva York.  Los tres jugadores llegan a la Ciudad de los Vientos después de participar en el Partido de las Estrellas 2014 el miércoles por la noche en Portland.

El del domingo será el tercero y último partido de la temporada regular entre Chicago y Nueva York.  En el primer episodio, los equipos firmaron un empate a un gol en lo que fue el primer encuentro de la temporada en casa  para el Fire.  El segundo se celebró en el Red Bull Arena y favoreció a Chicago por 5-4. 

Los antecedentes y estadísticas resultan irrelevantes en cuanto se escucha el silbatazo pero vale la pena mencionar que Chicago no pierde en casa ante Nueva York desde el 2005.