Capitán exhorta a una auto evaluación

Días previos a cada partido, los hombres de rojo comparten la esperanza de que ese será el partido en el que sumen de a tres puntos.  Sin embargo, después de 14 partidos disputados, el Fire suma apenas 14 unidades y las estadísticas arrojan apenas dos victorias.

Lo contradictorio de la situación es que pocos han sido los partidos en los que no tuvieron posibilidades reales de sacar un resultado.  Lo malo, es que parecen estar estancados en una situación en la que pecan de conformistas, esto según su capitán Jeff Larentowicz.

Después de caer por 3-2 ante Seattle el fin de semana anterior, el pelirrojo recabó intensamente sobre el presente del equipo y no pasó por alto lo que considera es la actitud de conformismo que invade al cuadro rojo.

 “Este ha sido quizás el resultado más difícil de digerir”, aseguró Larentowicz.  “Creo que solo se puede comparar con el partido y resultado contra Real Salt Lake.  Con la única diferencia de que RSL se volcó al ataque mientras los de Seattle parecían estar satisfechos con la ventaja, esperando que nosotros hiciéramos algo.  Aun sin proponer, sacaron la mejor parte”.

Tras meditar algunos minutos, el ex jugador de Colorado exhortó a los compañeros ha auto evaluar el trabajo que se ha hecho hasta ahora.  “Creo que hay decisiones por tomar.  Cada uno de nosotros tenemos que ir a casa y cuestionarnos para decidir si éste equipo está contento con el puesto donde nos encontramos ahora y si les es suficiente el decir después de los partidos, “hicimos un buen trabajo y generamos ocasiones.  Si solo hubiéramos concretado esta o aquella jugada”.

Larentowicz espera los hombres de rojo aprovechen el receso con motivo del mundial y su regreso a la actividad lo hagan con otra actitud.  “Podemos asumir nuestra responsabilidad, buscar hacer la diferencia y empezar a contribuir porque no sé si todos nos hemos dado cuenta pero estamos en la parte baja de la tabla de la conferencia.  Hay que dejar de conformarnos con crear ocasiones, perder solo por un gol o dar la pelea en cada partido”.

Siendo muy crítico y preciso sobre el equipo, el capitán asegura es una cuestión de intervenciones precisas, oportunas y n con solo estar no es suficiente.   “No es el esfuerzo, son momentos claves, mejor dicho críticos en los que no se está marcando la diferencia.  Para ello no podemos conformarnos, no se trata de estar y con ello creer que has hecho tu trabajo.  Por la asistencia no se dan premios, no se suman puntos”.

Sin embargo, no estar en un puesto privilegiado después de 14 partidos no significa que se echen por la borde las metas que el equipo se marcó al principio de la actual temporada.  Aunque Larentowicz reconoce para acceder a la máxima meta, se tienen que conquistar las pequeñas.  “La meta siempre es estar en la liguilla, por ahí se empieza porque ningún equipo puede decir que la meta es ser campeones de la MLS, eso es algo por lo que se trabaja, es algo que se tiene que querer con convicción absoluta y a lo que no se llega sin antes ir a la liguilla y después pensar en el próximo paso”.

Con la autoridad que ser capitán le otorga, Larentowicz reitera el equipo no puede conformarse con jugarle bien a todos los equipos, hay que hacer las cosas que contribuyan a revertir la situación.  “Hasta ahora podemos decir que le hemos jugado de tu a tu a los mejores equipos pero seguimos sin superar la mala racha, seguimos estancados.  Y no se trata de correr más rápido o brincar más alto porque eso ya lo hacemos.  Se trata de los momentos críticos en los que hay que marcar la diferencia, en los que hay que enfocarnos”.

Por último Larentowicz fue tajante al decir, “El ganar es contagioso, pero hasta ahora de eso no se ha dado mucho y más bien pareciera que estamos contentos por estar en donde estamos”, lo que espera pronto cambie.