Harry Shipp novato goleador

La imagen con la que el Chicago Fire arrancó la temporada 2014 trajo varias sorpresas.  Entre ellas nos encontramos con la presencia de varios jugadores jóvenes quienes se impusieron para ganarse un puesto en el once titular de Frank Yallop. 

Uno de esos jóvenes, desde temprano en la temporada dio muestras de ser el prototipo de jugador capaz de marcar la diferencia.  Harry Shipp no es un jugador corpulento, por el contrario, es bajito y de contextura delgada.  Sin embargo, lo que le falta en corpulencia, lo tiene de visión de campo y técnica.

El mediocampista en apenas su primer ano con el equipo empezó a cobrar protagonismo.  En la actual temporada, Chicago por fin volvió a saber lo que es sacar provecho de buenos centros producto de un tiro libre o tiro de esquina bien ejecutado.  Ese precisamente fue el rol que Shipp asumió, el de cobrar los balones estáticos pero sin descuidar el medio campo desde donde empieza las ocasiones de peligro para el Fire.

El fin de semana pasado, en el noveno partido de la temporada, el Chicago Fire consiguió su primera victoria.  La victoria fue de 5-4 sobre los Red Bulls, precisamente en la Gran Manzana.  La hazaña tuvo como gran protagonista al novato del Fire con 22 años oriundo de Lake Forest, Illinois.  Shipp se convirtió en apenas el cuarto novato que consigue un triplete en un partido de su año debut.  Y sus goles aunque claves, no fueron las únicas estadísticas del partido en las que apareció Shipp, pues también dio el pase para la anotación de Patrick Nyarko.

La victoria sobre Nueva York debe traer algo de alivio al equipo que dirige Frank Yallop que tan cerca había estado de una victoria en encuentros anteriores.  Si bien el jugador clave fue Shipp, lejos de bañarse en gloria, el joven comparte el crédito con el equipo.

Después del partido y en declaraciones al canal My50, Shipp más que sus goles, celebro el hecho de que el equipo rojo por fin sumara una victoria.

“Estoy contento, pero si anoto tres goles y no ganamos, entones no tiene mucha importancias.  Lo importante es que tus goles ayuden a tu equipo a ganar”.

Shipp destaco el esfuerzo que el equipo realizo para concretar la victoria.  “Creo que lo más importante fue como los once jugadores en el campo de juego pudieron tener un buen entendimiento.  Hacia el final vimos como alguna intervenciones en el área entre despejes de cabeza y otros, fue un sube y baja intenso pero al final con un buen final”.

Si el patrón se mantiene, no se puede esperar otra cosa más que un mayor protagonismo por parte de Shipp.  Y con ello, los halagos seguirán lloviendo sobre el egresado de Notre Dame.  Por lo pronto, el adiestrador Yallop coincide con que Shipp adquiere un mejor nivel partido tras partido,

“Harry (Shipp) ha venido jugando muy bien.  En cada partido muestran una mejoría”, aseguró el estratega.

Su actuación ante Nueva York le valió ser nombrado “Jugador de la Semana de la MLS” pero Shipp ya piensa en el próximo partido.  “Conseguir esa primera victoria nos quita un peso de encima” reconoce Shipp, quien agrega, “ahora solo tenemos que enfocarnos en jugar pero ya sin pensar en la necesidad de la primera victoria.  Sabemos que podemos superar a cualquier lugar en la liga si jugamos como lo hicimos ante Nueva York”.

Por lo pronto, este domingo Chicago tendrá como rival al actual campeón de la MLS, Sporting Kansas City que de paso ocupa el primer lugar de la Conferencia Este.