Con dos golges de Mike Magee, Chicago suma segunda victoria

Mike Magee tuvo su redención y después de fallar el último penal que había intentado, anotó dos la tarde del domingo para dar al Chicago Fire su segunda victoria de la temporada y primera en casa, por 2-1 sobre el actual campeón Sporting Kansas City. 

El primer gol cayó al minuto seis después de que Harry Shipp filtrara un buen balón a Quincy Amarikwa quien fue derribado en el área antes de que pudiera hacer contacto con el balón.  El segundo, en el que una vez más cobró raso al poste derecho, se dio después de que Erick Palmer-Brown derribara a Benji Joya cuando este ingresaba al área.

En el complemento, Chicago empezó a ceder la iniciativa al visitante y ni el jugar casi media hora con un hombre más tras la expulsión de Palmer-Brown, evitó que terminaran sufriendo en los últimos minutos.  Al minuto 68 Dom Dwyer remató en el área un centro de Benny Feilhaber para acortar distancia y mantener con vida al Sporting.

Con el silbatazo final, los hombres de rojo pudieron respirar y celebrar con la afición la anhelada victoria.

Tras el partido, el estratega Frank Yallop bromeó sobre el diferente panorama en el vestidor a comparación del anterior encuentro disputado en casa.  “Obviamente el ambiente es mucho mejor al de la ocasión anterior que jugamos en casa”, dijo Yallop dirigiéndose a los medios.

“Hoy pudimos sacar tres puntos ante un rival difícil y es a lo que aspiramos en cada partido, hoy lo pudimos hacer y con ello sumar dos partidos sin perder”.

A pesar de la victoria, Yallop reconoció el equipo debió superar los apuros en que se metieron al otorgar la iniciativa al rival.  “Al final debimos encarar algunas ocasiones importantes de parte de ellos (Kansas City) pero también hay que darles crédito por seguir peleando, generar ocasiones y aun con un hombre menos, no nos facilitaron el trabajo”.

El mediocampista Harry Shipp también destacó la determinación con la que Kansas City se volcó en busca del empate, aun con desventaja numérica.  “Al final vimos como adelantaron las líneas y fueron con todo buscando otro gol.  Creo que debimos hacer un mejor trabajo para limitar sus opciones pero sobre eso se trabaja y hoy pudimos por fin aguantar una ventaja para conseguir la victoria”.

Para Mike Magee, autor de los dos goles, reconoció la necesidad de una victoria en casa era inmensa pero también lamentó la forma tan dramática que volvió a ser el cierre.  “Necesitábamos mucho una victoria pero si esta es la manera (tan dramática) en que vamos a ganar los partidos, creo que me quedan muy pocos partidos por jugar en mi carrera”, bromeó el delantero. 

“Es una victoria al fin y creo que si no fue como deseábamos que se diera, igual es buena para nosotros.  Pero seguimos abriendo bien los partidos y tenemos buenos momentos de futbol pero creo que luego quitamos el pie del acelerador y con ello permitimos a los rivales volcarse al ataque”.

Sobre la decisión de ejecutar los penales, Magee dijo era algo que se había conversado previamente.  “Jeff (Larentowicz) Frank (Yallop) y yo habíamos conversado y habíamos resuelto eso, se me olvidó decirle a Quincy (Amarikwa) quien inicialmente pedía el balón”, bromeó Magee. “Pero le dije a Quincy que yo lo cobraría, y Jeff conversó con él”.

El mediocampista Benji Joya, quien volvió a ir desde el arranque, contento tras la victoria, también reconoció el dramatismo del cierre fue innecesario.  “Creo que a nosotros nos gusta el darnos partidos y cierres cardiacos, pero gracias a Dios hoy se aguanta el resultado y se consigue el triunfo”.

“Yo había dicho, y sigo convencido, que en cuanto ganáramos el primer partido, se iban a dar más victorias.  Hoy sumamos la segunda de manera consecutiva y con ello se nos da la confianza de ser contundentes pero también de aguantar un resultado más allá de cuanto el rival se te venga encima de tu portería”.

Los hombres de rojo regresan a la actividad el próximo sábado cuando visiten al Columbus Crew que viene de sacar un empate de su visita a Portland.