Chicago en busca de segundo triunfo seguido

Este domingo el Chicago Fire buscará sumar su segunda victoria de la temporada, además de manera consecutiva, cuando reciba al actual campeón de la MLS, Sporting Kansas City.  Después de conseguir un importante triunfo en su visita a Nueva York por 5-4, los hombres de rojo buscarán demostrar que la esperada victoria no fue casualidad, y la mejor manera de hacerlo es repetir.

El Chicago Fire espera el compromiso ante Kansas City con la calma que la victoria en su anterior partido generó. Y es que, además del resultado, el equipo se benefició de las actuaciones de algunos jugadores que empiezan a convertirse en protagonistas.  Además, también se dio el regreso de un veterano del cuadro rojo después de algunas jornadas ausente debido a una lesión.

Sin duda, Harry Shipp se convirtió en el gran héroe del encuentro con su triplete y pase para gol.  Otro que tuvo un buen partido fue Quincy Amarikwa quien sumó su quinto gol de la temporada.  Después de cumplir con un partido de suspensión, el delantero retomó la actividad comprobando no haber perdido su ritmo ni el olfato goleador.

Por otra parte, al minuto 83 del duelo ante los Red Bulls se dio el regreso de Gonzalo Segares.  Tras sufrir una lesión durante el segundo partido de la temporada, el tico había venido buscando su regreso que se dio precisamente para ayudar a Chicago a aguantar el marcador y sacar el resultado de Nueva York. 

Segares reconoce ingresar al partido cuando el rival se había volcado con todo en busca del resultado, fue algo difícil. 

“Las circunstancias en las que entré fueron algo difícil porque el rival nos estaba metiendo mucha presión.  Además el partido se estaba jugando a un ritmo muy alto y entrar e intentar de inmediato adquirir ese mismo ritmo, es difícil pero bueno, poco a poco pude acomodarme en el campo y aportar algo”.

Segares dice la seguidilla de partidos sin ganar no reflejo el trabajo del equipo y espera la victoria del fin de semana pasado sea el arranque de una racha favorable.  “Creo que fue una racha difícil porque sentíamos que el equipo estaba haciendo bien las cosas en la mayoría de los juegos.  Sabemos que de algunos partidos debimos sacar resultados a favor.  Pero finalmente el sábado se dio ese resultado a favor y contra un gran rival.  Eso nos motiva para seguir trabajando y encarar lo que nos espera, solo hay que seguir trabajando porque ahora sabemos que podemos sumar de a tres puntos”.

Con la victoria, los hombres de rojo se quitaron una presión de encima.  Pero tan pronto como este domingo tendrán su siguiente prueba.  Según Segares, el partido ante Kansas City se espera difícil.  “Son los campeones definitivamente, un equipo bien trabajado, que le gusta tener la pelota.  Que ofensivamente aprovechan las jugadas a balón parado.  Sabemos que será un partido difícil y aun estando nosotros en casa, esperamos que ellos salgan a buscar el partido”.

El equipo que dirige Peter Vermes viene de sufrir una derrota en casa ante el Philadelphia Union.  Pero el defensa asegura ni la derrota ni el haber tenido partido a mitad de semana convierten a Kansas City en un rival fácil  “El que tuvieran partido a mitad de semana no será ningún inconveniente para ellos.  Igual tendrán suficiente tiempo para recuperarse y seguro estarán listos para el partido sin problema, llegaran a buscar y proponer el partido para lo que nosotros tenemos que estar listos”.

Mientras el Fire buscara sumar su segunda victoria de manera consecutiva, los de Kansas City vendrán buscando no a quien se las hizo, si no quien se las pague.  Tras el duelo ante Philadelphia, el estratega Peter Vermes no pudo disimular su disgusto al reconocer fueron superados.  “Hoy no merecíamos ganar, tan fácil como eso”, dijo Vermes en entrevista con la televisión después del encuentro.  “Esta noche ellos fueron el mejor equipo y por ello ganaron.  Hay que dejar esto atrás y pronto prepararnos para el partido del domingo que será importante”.