Chicago buscará hacer valer su condición de local

Este sábado el Chicago Fire vuelve a casa para hacerle los honores a un rival de conferencia, el Philadelphia Union.
 
El equipo que dirige Frank Yallop sigue en busca de su primera victoria de la temporada 2014, arrastrando una marca de una derrota y tres empates.

Philadelphia por su parte cuenta con una marca de una victoria por dos empates y dos derrotas.
 

El duelo del sábado por la tarde llega una semana después de que el Fire rescatara un empate a dos goles de su visita al DC United en la jornada anterior y el tercero de forma consecutiva.  Chicago contó con anotaciones de Jhon Kennedy Hurtado y Quincy Amarikwa así como otra buena actuación de Harry Shipp para sacar un punto del RFK Stadium.
 
El del sábado se espera sea un duelo además de parejo, intenso.  El equipo de Chicago tiene la necesidad de conseguir una victoria y jugando ante su gente, tendrá que salir a proponer el encuentro. 
 
Por lo pronto, Frank Yallop parece estar cada vez más cerca de su once ideal.  Prueba de ello es que en los últimos dos encuentros ha optado por los mismos jugadores para ir desde el arranque.  Después de una larga espera, el delantero Quincy Amarikwa parece estarse ganando un lugar en el equipo y convirtiéndose en su jugador más peligroso. 
 
De la mano de Amarikwa sigue dando de qué hablar Harry Shipp.  El joven mediocampista en apenas sus primeros partidos como profesional, ha mostrado una compostura a la hora de encarar y distribuir balón, tan bueno como su visión de campo.
Durante la semana el equipo rojo envió Chris Rofe al DC United.  El delantero jugó apenas algunos minutos a lo largo de los primeros cuatro encuentros que el Fire ha disputado.  Ahora la ofensiva roja además de Amarikwa parece estar en espera que Mike Magee vuela a encender la pólvora.  El actual Jugador Mas Valioso empieza a sumar minutos, lo que permite pensar pronto vuelva a encontrarse con el gol.
 
Después de reportar al campamento de la selección de Estados Unidos que el miércoles pasado enfrento en un amistoso a México, el portero Sean Johnson está de regreso con el Fire. 
 
Los hombres de rojo estarán listos para ser protagonistas y así las circunstancias los obligan.  Frente a ellos estará el equipo que la temporada pasada les propinó dos derrotas y que históricamente también les lleva alguna ventaja.
 
La dosis de emoción será cortesía del ex defensa del Fire y ahora miembro del cuerpo técnico de Philadelphia, Jim Curtin.  El pelirrojo que jugó siete temporadas con el equipo de Chicago tendrá una despedida con el Fire.  Curtin de manera simbólica firmara un contrato por un día, que luego rescindirá.

El propósito será terminar su carrera como jugador con el equipo con el que se gano el cariño y respeto de la afición y compañeros.