Listos los del Fire para primer partido en casa

A la tercera va la vencida y será en el tercer partido de la campaña 2014 en el que el Chicago Fire busque su primera victoria en la joven temporada de la MLS.

Después de disputar los primeros dos partidos de visita por la Costa Oeste, primero en casa de Chivas USA y luego de Portland Timbers, el Fire se prepara para la apertura de la temporada en casa cuando reciban la visita de los Red Bulls de Nueva York el próximo domingo.

El equipo que dirige Frank Yallop ha estado trabajando durante la semana para enfrentar al equipo que la temporada anterior les propino una derrota en el último encuentro de la fase regular, y con lo que les arrebató cualquier posibilidad de ir a la liguilla.

Mucho ha cambiado desde lo que fue la prematura salida de la competencia para el Fire en el 2013.  Entre esos cambios, el más importante es el del cuerpo técnico.  Aunque solo se han disputado dos encuentros, Frank Yallop, quien asumió como entrenador y Director Deportivo, ha dejado claro en el once titular irán los jugadores que mejor estén.  Arriesgada u ofensiva la decisión, la alineación titular del encuentro ante Portland pudo por lo menos cinco variantes con relación a la que arranco ante Chivas USA en la apertura de la temporada.

La pelea por un lugar entre los once estelares de Yallop parece estar sacando lo mejor de cada elemento.  Los que por ahora han sido los más beneficiados han sido Benji Joya y Quincy Amarikwa.  Ambos estuvieron en el once titular ante Portland y volvieron a ser los responsables de generar el peligro en el área rival.

El equipo ha reportado que el delantero Mike Magee ha entrenado a la par del equipo y estaría listo para entrar en la convocatoria del estratega.  Con Juan Luis Anangonó en la pelea para volver al once titular, serán los goles los que den a uno de los delanteros la confianza, y a Yallop a su titular en el ataque.

La marca de una derrota y un empate en los primeros dos partidos son una marca que el Fire comparte con su rival en turno. 

Después de estar a un paso de disputar la gran final de la Copa MLS 2013, los Red Bulls han empezado la competencia en el 2014 generando muchas dudas.

Con un estrepitoso 4-1 en su contra Nueva York abrió la temporada cayendo a manos de Vancouver.  Mientras en el segundo partido apenas pudo rescatar un empate a un de su primer partido disputado en casa.

Sin duda el encuentro se da entre dos equipo necesitados de una victoria.  Para Chicago el abrir la competencia en casa, ante su afición y con varios jugadores originarios de la ciudad y suburbios, además de tres puntos, estará el orgullo en juego. 

Los candidatos a sobresalir por parte de Chicago podrían ser Mike Magee, quien de jugar, haría su debut en la temporada 2014.  Benji Joya y Harry Shipp son los juveniles que están impulsando al equipo y dando una presencia en el medio campo que empieza a dar frutos al Fire. 

Quincy Amarikwa se ha convertido en el eje de ataque para el Fire y mientras se mantenga como el jugadores más peligroso, se espera siga sumando minutos.

El domingo una victoria sería el cierre perfecto a la fiesta que se espera en el Toyota Park.  Desde el área técnica Frank Yallop buscara liderar a su equipo en busca de lo que sería su primera victoria con el Fire en su puesto de entrenador.