Cambio le cae bien a Watson

Faltaban solo un par de días para que la competencia en la MLS arrancara para los Vancouver Whitecaps FC.  Matt Watson se preparaba para retomara la actividad como el titular indiscutible que cerró la campaña anterior.

Sin embargo, una llamada a la oficina del estratega le cambió el plan de trabajo de manera inmediata.  Después de realizar los trabajos de pretemporada con los Whitecaps, a Watson le informaron que había sido transferido al Chicago Fire.

“Yo estaba listo para jugar en mi tercera temporada con Vancouver  y justo dos días antes del arranque de la temporada, me informaron que había sido transferido, claro que me sorprendí porque en ese momento no se me presentó una opción”.

Si tenía que dejar a los Whitecaps, ¿Por qué Chicago como destino?  El mediocampista cuenta antes haber estado cerca de jugar bajo la tutela de Frank Yallop.

“En algún momento estuve a prueba con el equipo que Frank (Yallop) dirigió anteriormente.  Si bien en ese momento no se dieron las cosas, nos mantuvimos en contacto pero igual mi llegada a Chicago me tomó por sorpresa”.

Con solo algunas sesiones de entrenamiento con su nuevo equipo, tres para ser exactos, Watson realizó su debut con Chicago en su visita a Portland en la segunda jornada de la temporada.  El jugador no niega se vio sorprendido con lo rápido de su debut con su nuevo equipo.  “La verdad es que me sorprendí un poco de lo pronto que me tocó jugar y mas porque creo que estaba algo fuera de condición después de tomar una semana de descanso entre mi salida de Vancouver y llegada a Chicago.  Pero llegué buscando ponerme en forma y aprovechar cualquier oportunidad”.

Las circunstancias han confabulado a favor de Watson quien el domingo anterior se estrenó también en casa al jugar en su segundo encuentro consecutivo.  Las suspensiones de Lovel Palmer y Patrick Nyarko además de las lesiones de jugadores como Gonzalo Segares, han sido frágiles bajas para el Fire y la oportunidad perfecta para Watson quien aclara, no es un defensa como tal.

“Yo me considero un mediocampista de ida y vuelta a quien le gusta mandarse al frente cuando el partido lo permite”, dice el jugador quien ante Nueva York debió jugar mas retrasado en la zaga.  Sobre esa posición Watson dijo, “Creo que para cualquier jugador resulta una ventaja poder jugar en más de una posición, aunque como no es donde mejor me siento, creo que jugué más que nada tratando de no cometer un error que terminara en un gol en contra”.

Watson también dice la oportunidad le ha generado un mayor respeto por los jugadores encargados de pararse frente al portero evitando la caída de su valla.  “Uno como jugador cree que su puesto en el campo es el mas difícil pero no es hasta que te desempeñas en otro, que te das cuenta de cuán difícil son cada una de las posiciones en el campo”.

Al preguntarle de cuan acertada fue la decisión que le trajo a Chicago, Watson cree fue la mejor.  “De momento me tomó por sorpresa pero una vez que llegué al equipo y he sentido el compañerismo y el compromiso, definitivamente el llegar a Chicago fue lo mejor”.  Sobre las circunstancias que le han permitido jugar, Watson lamenta las lesiones que aquejan a algunos de sus nuevos compañeros.

“Uno no desea que los compañeros se lesionen y esperamos pronto el plantel este al 100 y sin lesiones, pero eso sí, con plantel completo, seguiré dando la pelea por un puesto en el equipo.  Voy a hacer las cosas de manera que me permita seguir sumando minutos y aportando al equipo en la posición que el entrenador disponga”.