Amarikwa: "voy a dejar el 100 por ciento en cada jugada"

Quincy Amarikwa

Photo Credit: 
USA Today Sports Images

Nadie le dijo que el camino sería fácil, como tampoco tenía seguro en algún día llegar.  Quincy Amarikwa llegó al Chicago Fire proveniente de Colorado previo al arranque de la temporada 2013.  En su primera temporada con el equipo rojo, Amarikwa no pasó de ser un jugador de recambio.

En más de una docenas de juegos en los que jugó, apenas sumó 299 minutos, pero también tres goles.  Así como su lucha por cada pelota, Amarikwa ha dado muestra de tener una paciencia inagotable.  Y como bien reza el dicho de que la paciencia es una gran virtud, al jugador es ahora que le está dando réditos.

Puede ser muy pronto para soltar las campanas al vuelo, pero lo mostrado hasta ahora por el delantero, le perfila como un candidato a ser figura con el Chicago Fire en la temporada que recién arrancó.

El segundo partido de la temporada 2014 permitió a Amarikwa saltar al campo entre los once titulares por primera vez desde su llegada al Fire.  “Me sentí muy bien de por fin ir de titular en un partido, es ver que mi trabajo y dedicación están siendo reconocidos.  En verdad es algo por lo que trabajé y por lo que seguiré trabajando para seguir ahí”.

En los primeros dos partidos de la temporada, Amarikwa fue el encargado de marcar la diferencia en el último tercio del campo.  Ante Chivas USA consiguió lo que era el empate parcial, que a ende significó una derrota para Chicago.  Ante los Timbers, la incursión de Amarikwa al área del rival provocó que éste fuera derribado, provocando el penal que Jeff Lawrentowicz ejecutó de manera perfecta.  

El delantero dice nada en su juego o persona ha cambiado, simplemente está aprovechando la oportunidad que se le está dando.  “Creo que era solo cuestión de esperar y que se me diera la oportunidad.  A lo largo de mi carrera, he tratado de aprovechar los minutos de juego que me dan, sean cinco, media hora, a veces poco más.  Eso me ha ayudado y ahora la oportunidad llega con un entrenador que me ha dado la confianza y me toca demostrar que aun tengo mucho que ofrecer al equipo”.

El esperar en la banca para jugar a veces escasos minutos, incluso en ocasiones ni siquiera pisar el campo de juego, no ha quebrantado el espíritu del jugador.

“El estar peleando por la titularidad y todo lo que eso implica en un equipo viene con la profesión.  Para mí no hay otra opción, hay que mantenerte optimista.  Mientras seas honesto contigo mismo y sepas que estás dando lo mejor de ti, no te puedes permitir el que el ánimo decaiga”.

Saber que la pelea por un lugar en el once titular solo se intensificará obliga al delantero a no confiarse.  Jugadores como el actual Jugar Más Valioso de la MLS, Mike Magee, y Juan Luis Anangonó le vienen pisando los talones por lo que Amarikwa dice solo puede hacer lo que siempre ha hecho, trabajar.  “Este es un grupo de profesionales y cada uno tiene que ganarse su lugar.  Lo mío es darle al entrenador argumentos para arrancar y que mis goles sean razones para seguir ahí”.

Y si de lucha se trata, el delantero da cátedra en cada encuentro.  Cada jugada que cualquier otro podría dar por perdida se convierte en jugada de peligro a los pies del originario de California.  Según él, eso le permite sentirse satisfecho de su trabajo, sabiendo que lo deja todo en el campo.

“Creo que mi juventud y ganas me obligan a tratar de sacar provecho de cada jugada.  Nunca puedo creer que no podría llegar a un balón sin siquiera tratar.  Si asumes que no vas a llegar a una jugada y no has hecho siquiera un esfuerzo, mejor no jugar.  Mientras exista una oportunidad, por más pequeña que sea de que puedo llegar al balón y con eso dar una oportunidad de anotar al equipo, voy a dejar el 100 por ciento en cada jugada”.

Esa honestidad que Amarikwa destaca lo obliga a no guardarse nada y lo explica al decir, “Nunca me gustaría terminar un partido con la sensación de que pude haber hecho más, así es como juego”.