Victor Pineda quiere ser profeta en su tierra

Victor Pineda

Photo Credit: 
Jeff Crandall / Chicago Fire

Con solo 17 años de edad y cerca de cuatro de relación con las filiales del club, Víctor Pineda se convirtió en jugador del primer equipo del Chicago Fire a mediados del 2010.  La emoción del importante paso pronto se diluyó al no tener actividad con el cuadro rojo bajo el mando del anterior cuerpo técnico. Tres temporadas y media después de su contratación, el joven jugador sigue sin debutar con el primer equipo en la MLS, algo que espera cambie en este 2014.

A finales de enero, cuando los jugadores reportaron al Toyota Park para someterse a las pruebas de rigor, Pineda, callado y tímido como siempre, atendió a los medios.  El joven se mostró optimista y emocionado al considerar que bajo el mando del nuevo estratega, Frank Yallop, quizás pueda por fin dar el próximo paso.

El mediocampista no niega lo difícil que ha sido trabajar a la par del equipo y seguir sin recibir la oportunidad de jugar.  “Ha sido una etapa difícil para mí”, dice el joven jugador.  “Creo que si bien firmé con el equipo apenas a los 17 años de edad y yo esperaba tal vez no jugar en mi primer temporada, si creía que con el tiempo empezaría a ser tomado en cuenta para entrar por lo menos de cambio o algo así”.

Sin embargo, y aunque las circunstancias no le han favorecido, Pineda no ha bajado cabeza y rescata la enseñanza que esto le ha dejado.  “Las cosas no se han dado pero igual creo que eso me ha ayudado a fortalecerme mentalmente y he madurado mucho gracias a esa experiencia.  Ahora puedo decir que estoy listo para aportar al equipo”, asegura Pineda.

Esperando cerrar la fase de preparación con el buen paso que ha marcado el equipo, Víctor Pineda se dice contento por el trabajo que el equipo está realizando.  El jugador atribuye gran parte del crédito al trabajo que el equipo que encabeza Frank Yallop ha desempeñado.

“Hemos estado trabajando muy bien.   De entrada, esta pretemporada me parece muy diferente a la manera en que habíamos trabajado las dos temporadas anteriores.  Creo que lo que prevalece es la buena química tanto entre los compañeros como con el cuerpo técnico.  En lo personal, me he sentido muy bien.  Me han dado la confianza y he podido demostrar lo que puedo hacer por el equipo”.

La camada de nuevos jugadores está presentando argumentos al cuerpo técnico que pronto deberá diseñar el plantel con que encare la competencia en la temporada 2014 de la MLS.  Y con más de tres años con el equipo, Víctor Pineda exhibe la ambición y ganas de un jugador en su primer año.

Ha disputado importantes minutos en los encuentros de preparación y en ellos, Pineda se ha encargado de mostrado una cara que hasta ahora, no les conocíamos.  Del chico tímido poco queda y ahora busca el protagonismo en el medio campo, pide el balón que maneja bien.  Esto mientras intenta mostrar que tiene con qué para pelear por un puesto en el equipo rojo.

“La verdad es que me he sentido muy apoyado por el nuevo entrenador.  He sentido su confianza y eso es clave para un jugador.  Si a uno le dan la confianza, se siente contento y con las ganas de demostrar su capacidad.  Por otra parte, las temporadas que he pasado con el equipo me han ayudado a aprender y ahora soy una persona más madura”.

La madures permite a Pineda disfrutar sintiéndose uno más de un equipo en el que antes sentía no tener cabida.  “La verdad es que en los años anteriores creo que había el sentimiento de que habían dos grupos, los titulares y luego nosotros que no éramos parte del equipo igual.  Ahora con este cuerpo técnico el grupo está unido, estamos pensando en conseguir grandes cosas por el equipo y eso nos mantiene unidos”.

Otra virtud de Pineda es la disponibilidad para aprender.  El seleccionado sub-20 de  la selección de Estados Unidos, dice los jugadores veteranos del equipo le han ayudado a mantener la frente en alto mientras pelea por minutos.  “En el equipo hay jugadores que tienen ya mucho tiempo y siempre se han portado muy bien conmigo.  Ellos vieron por lo que pasé en recientes años y además de portarse bien, me dan la confianza y aconsejan que no baje la cabeza, que siga trabajando y que un día no lejano se van a dar las cosas.  Su apoyo y voto de confianza me han ayudado mucho”.

Las expectativas para la temporada 2014 son las mismas de las tres temporadas anteriores para Víctor Pineda, sin embargo, ahora las ve más realistas y alcanzables. “La meta desde el primer año es estar en óptimas condiciones y por fin debutar con el equipo.  Creo que las posibilidades son más altas este año y sé que para ello tengo que aprovechar cada oportunidad que reciba en la pretemporada.  Me toca demostrar que estoy listo para jugar".

Originario de Bolingbrook, un suburbio de Chicago, Pineda quiere emular la historia de Mike Magee y comprobar que se puede ser profeta en su tierra.

Raquel Ortiz is the Spanish language beat writer for Chicago-Fire.com and works as the radio analyst for Fire games on La Ley 107.9FM. Follow her on Twitter @Oritz_Futbol.