Robayo listo para el reto MLS

El mediocampista colombiano sabe que las expectativas son altas

A una semana de haberse incorporado al campamento de pretemporada del Chicago Fire, Rafael Robayo se dice listo para asumir el reto que jugar para el Fire representa.

Con determinación, el jugador colombiano habla de las metas que se ha marcado con su nuevo equipo, convirtiéndolas casi en promesas mientras reconoce, espera estar en la MLS solo de paso.

“Me han permitido conocer al cuerpo técnico, entender lo que el entrenador espera de mí, conocer a los compañeros así como empezar a aclimatarme y familiarizarme un poco más con el futbol de la liga”, dijo Robayo sobre sus primeros días de entrenamiento con Chicago.

Que no se malinterprete el comentario pues Robayo conoce sobre la liga lo suficiente como para saber lo que él puede aportar al representante de Chicago.  “De antemano sé que es una liga rápida, que el jugador latino le da el sabor, el toque, y de alguna manera dicta el ritmo, mientras el jugador americano trae lo físico, la velocidad entonces lo que yo pretendo para el Fire es poner mi granito de arena”.

Sobre la decisión de venir a la MLS dejando atrás la comodidad de significa ser un estandarte de uno de los equipos más populares de su país, el Millonarios de Colombia, Robayo asegura fue una decisión que tomó de manera muy responsable.  “Esas son oportunidades que en la vida pasan pocas veces por lo que había que pensar las cosas con la cabeza fría y después de pensarlo, decidí venir a la MLS.  Sé que esto implica un cambio de cultura no solo para mí sino también para la familia pero también se pensó en los beneficios que el cambio trae consigo para todos”.

Aunque han sido pocos los días de trabajo que el ex de Millonarios ha tenido con sus nuevos compañeros, con mucha convicción habla sobre sus expectativas para la temporada 2012 de la MLS.  “En lo colectivo, que el equipo salga campeón y obvio que en lo personal me he fijado la meta de, al igual que con el equipo Millonarios, marcar goles y contribuirle al equipo”.

A su manera, Robayo anticipa para la afición, algo de lo que podrán ver de él en el campo de juego.  “Además de anotar, quiero demostrar que soy un volante con la capacidad de recuperación y de pases a gol que puede reaccionar y aparecer en el momento justo”.

El proceso de adaptación, según Robayo, “se va dando muy bien pues gracias a Dios hay varios compañeros que me vienen facilitando las cosas, entre ellos Gonzalo Segares con quien comparto habitación, además del resto de compañeros que buscan que uno se acomode de la mejor manera”.

El tema de conversación, este puede es de la preferencia de los compañeros pues a Robayo le entusiasma el mejorar su inglés.  ‘Me gusta que me hablen bastante en inglés para ir aprendiendo más pues gracias a Dios entiendo el idioma pero entre mis planes está el de aprender más”.

Después de comentar sobre la condición de su llegada, que es por una temporada con opción a una más (2013), el volante de ataque confiesa que espera la temporada 2012 le permita cosechar éxitos de tal manera que le valgan emigrar al futbol europeo.  “Buscaré aportarlo todo y la idea es terminar bien y que se dé la oportunidad de ir al futbol de algún país como Inglaterra, España o Italia.  Pero igual, el plan es trabajar y dejar abierta la posibilidad de renovar con el equipo para el 2013 si eso es lo mejor para ambas partes”.