Grazzini se pone grandes metas para el 2012

El Magico quiere al Fire como campeon y un llamado al Partido de las Estrellas

ROSARIO, Argentina — Su llegada le puso magia y picante al ataque de Chicago Fire. Junto a Pável Pardo, la de Sebastián Grazzini fue una incorporación determinante a mediados de 2011 para elevar el nivel del conjunto de Frank Klopas que por muy poco quedó fuera de los Playoffs.

Motivado por arrancar de cero una nueva temporada, el volante argentino cree en las armas del Fire y ambiciona devolverle la Copa MLS a la Ciudad de los Vientos luego de su único título, hace 14 años.

“Colaboré con [cuatro] asistencias y [cinco] goles [en 11 partidos] con el equipo. Me sentí bárbaro, todos mis compañeros y la gente del club me ha brindado su cariño. Por eso, contento porque ellos se han quedado conformes con lo que hemos hecho y ojalá que podamos pelear por cosas importantes”, le contó El Mágico a FutbolMLS.comacerca de su breve paso por Chicago tras no ingresar a los Playoffs.

Proveniente del Club All Boys, el argentino, de 30 años, recuerda que a su arribo el Fire marchaba en la parte baja de la Conferencia Este y que había ganado apenas un par de partidos. “Encontramos un grupo humano bárbaro, que se fue afianzando de a poco y nos quedamos a dos puntos de la liguilla, que bien merecido hubiese estado porque a los clasificaron les habíamos ganado a casi todos”, manifestó Grazzini. De todos modos, el volante subrayó: “Nos faltó poquito, pero se hizo un buen torneo para lo que se venía haciendo anteriormente”.

-¿Qué influyó para que te adaptaras tan pronto al juego del Fire?

-Tanto el técnico como mis compañeros me hicieron sentir importante, arranqué bien y se hizo más fácil acostumbrarme. Cuando el grupo te acepta y más en mi posición dándote la pelota para que te hagas dueño del equipo es muy importante. Estoy muy contento porque aparte de ir a una gran institución, fui a un equipo donde no hay ninguna figura y somos todos buenos compañeros.

-Días atrás, Diego Chaves destacó en FutbolMLS.com la importancia de tu incorporación y la de Pavel Pardo…

-Le hicimos bien al equipo, pero no es tan fácil llegar y entrar tan rápido en sistema. En mi caso, el técnico se la jugo por mí ni bien llegué, me dijo que él me había seguido mucho y quería que le dé el salto del medio hacia adelante para asistir a los delanteros y llegar al gol yo también. A [Dominic] Oduro le he dado varios pases e hizo un montón de goles –cuenta sonriente-.

-¿Cómo sentiste el cambio del fútbol argentino a la MLS?

-El ritmo de Estados Unidos es mucho más importante. En Argentina es más tranquilo, pero se presiona mucho más; en EE.UU. es un ritmo más parecido al europeo: los equipos salen a ganar y hay más espacios, que en mi posición me conviene porque recibo solo y acá [en Argentina] cuando te ponen los dos ‘cinco’ [volantes defensivos] hay muy poco espacio. El fútbol de EE.UU. me sorprendió muchísimo, hay grandes jugadores y la MLS crece día a día, por algo sus equipos le ganan a los de México.

-¿Echaste por tierra algún prejuicio sobre la liga?

-Se los digo a todos, antes de llegar no conocía la MLS, no había visto casi nada y uno que viene de Argentina piensa que va a ser mucho más inferior, pero la verdad nada que ver. Yo he hablado con compañeros míos que un equipo estadounidense le juega de igual a igual a un argentino y físicamente lo pasa por arriba.

-Por como terminaron, Chicago parece perfilarse para ser protagonista este 2012…

-Esperemos… El equipo quiere salir campeón. Al plantel que está, más unos refuerzos de categoría sumaría mucho. Ojalá podamos sacar muchísimos puntos para jugar la liguilla y conseguir algo importante, ya que Chicago hace bastante que no sale campeón.

-¿Y qué expectativas personales tienes?

-Espero hacerlo mejor el año que viene y ya tengo algunos objetivos en mente, por ejemplo, me encantaría estar en el Juego de las Estrellas. Soy una persona que no se conforma y siempre quiere más. Ahora voy a hacer una pretemporada y ojalá que ande mucho mejor que el año pasado.

-¿Cómo has tomado los rumores de la posible partida de Marco Pappa a Holanda?

-Te soy sincero, ojalá que no se vaya porque es un gran amigo, persona y jugador. Nos sentimos muy cómodos jugando juntos, aunque al principio nos peleábamos porque él decía que yo no se la daba [la pelota] y yo que él no me la daba a mí –dice sonriendo-, pero de a poquito nos fuimos conociendo. Tanto él como yo le hemos sido muy útiles al equipo y me pondría muy triste si se va.

Agradecido al Mellizo

Apenas confirmada su transferencia a Chicago Fire, Sebastián Grazzini había reconocido a FutbolMLS.com que su compatriota Guillermo Barros Schelotto, ex jugador de Columbus Crew, había influido en su decisión de jugar en la MLS. “Me había dicho que Chicago me quería, que vaya porque era una gran institución, que no me iba a arrepentir y que también le hubiese gustado dirigirme como jugador”, relató.

“No pude reencontrarme con Guillermo en EE.UU., pero es una persona tan grande para el fútbol argentino a la que estoy muy agradecido por haberme explicado lo que era el fútbol estadounidense y por ayudarme a decidirme por la MLS”, dijo el “10” del Fire que buscará brillar a pleno este 2012.