Crónica: Fire 2 - 1 DC

Tras sorpresiva derrota en casa 2-1 ante el Fire, todo es decepción en el cuadro capitalino

 

El técnico del D.C. United, Ben Olsen, aseguró que la derrota ante el Chicago Fire “ha sido una de las más dolorosas que ha sufrido en su vida” al referirse al dramático final del partido que su club perdió 2-1 en el RFK, con dos goles de sus rivales en el descuento de tiempo de la segunda fracción.

Después de que ambas plantillas se trenzaran en un cerrado duelo 0-0 durante casi todo el período de regulación, un tiro penal cobrado por Dwayne De Rosario al minuto 90 puso arriba al United 1-0 alimentando las esperanzas de los capitalinos para una eventual clasificación a la liguilla cuando todavía le quedan dos partidos por jugar.

Sin embargo, el argentino Sebastián Grazzini anotó el empate al 92’ y el uruguayo Diego Chávez el del triunfo dos minutos después (94+), ambos con asistencias del costarricense Gonzalo Segares, para propinar a los capitalinos una derrota con un efecto demoledor, y que de alguna manera refleja el final de temporada que han experimentado con cinco derrotas en sus últimos siete partidos.

“Eso queda de parte de ustedes señalarlo”, dijo un cabizbajo Olsen a los reporteros al ser consultado sobre si la derrota de esta manera era una copia de cómo ha venido jugando su club.

“No sé, es duro, muy duro”, reiteró Olsen que dirige al club por primer año completo luego de encargarse en forma interina por varios meses en 2010 y de haber tenido una larga temporada como jugador del club.

United quedó con récord de 9-11-12, 38 puntos, a dos de Chicago y Pórtland que con 40 unidades quedaron empatados en el quinto lugar de la clasificación de la Conferencia Este, pero con dos partidos por jugar del calendario regular, el primero de ellos el miércoles 19 ante Pórtland, antes de cerrar el sábado 22 ante el ya clasificado Sporting de Kansas City.

“Tenemos que seguir adelante”, se limitó a decir Olsen en relación a lo que les queda de temporada y sus posibilidades matemáticas de clasificar.

El vestuario del United reflejaba un panorama no menos desolador.

“Nunca había visto esto en mi vida”, dijo el delantero Charlie Davis quien ingresó al partido al minuto 79 por Josh Wolf.

“No sólo fue el empate sino que llegó también el de la derrota, dos goles en dos minutos, increíble” acotó Davies quien lamenta no tener más minutos en acción.

“Yo estoy físicamente completamente bien y puedo responder al club es en los pocos minutos que veo acción”, dijo.

“Soy un jugador que espera jugar los 90 minutos, estoy en forma y saludable pero es decepcionante cuando se quiere tener el tiempo para ayudar al club a ganar y sólo se juegan 15 ó 20 minutos”, continuó.

“Todo lo que puedo hacer es ingresar e inyectar energía, creo que hoy hice un buen trabajo en los 15 minutos que jugué pero no es suficiente”, concluyó Davies.

A su lado se vestía Wolf, quien también ha tenido una larga carrera como jugador de clubes y selecciones y aseguró que “(la derrota) fue algo muy pero muy decepcionante”.

“No sé lo que eso significa, creo que podemos seguir teniendo oportunidad de llegar a los playoffs pero fue un final de la noche realmente lamentable”, dijo Wolff.

“Sería fácil decir que lo de hoy ha sido el ‘tiro de gracia’ a lo que ha ocurrido durante los últimos juegos, o durante toda la temporada, pero aunque no se crea estas cosas pasan cuando se está en cerrada competencia, no sé cómo pasan, es decepcionante porque nos mantuvimos luchando y al final logramos el gol y el otro equipo nos hizo dos”, concluyó Wolff.

El hondureño Andy Najar se sumó a las lamentaciones de su técnico y compañeros al decir que “lamentablemente no entiendo qué es lo que pasa con el equipo que siempre que estamos ganando como que nos salimos de concentración y al final perdemos”.

Najar es un jugador de segundo año y ha tenido una destacada campaña con su club, con una entrega incondicional en la cancha luchando cada balón.

“Para mí es algo muy duro porque faltaba poquito del tiempo extra, no pudimos mantener el marcador y se les dio a ellos. Hemos tenido una mala racha en los dos últimos partidos y lo que nos queda es ver si podemos todavía llegar a los playoffs pero va a ser un poco difícil”, concluyó Najar.