Cerrar con broche de oro

Chicago aspira ganar el último cupo para entrar a la Liguilla


De manera casi increíble, el Chicago Fire mantiene posibilidades numéricas de conseguir un boleto a la Liguilla 2011 de la MLS.  A pesar del mal arranque de temporada y los numerosos cambios que realizaron, incluyendo la destitución del estratega Carlos de los Cobos a mitad de campaña, la reacción que el Fire ha tenido en recientes fechas alcanza a los hombres de rojo para soñar con la postemporada.

El equipo, que de manera interina dirige Frank Klopas, viene mostrando una cara muy diferente y con un fútbol además de atractivo, más productivo, ha apretado aún más la situación en la tabla de posiciones.  Por ahora el Fire amenaza con quedarse con el décimo y último lugar de liguilla.
La mejoría mostrada por los jugadores coincidió con la llegada al equipo de Pavel Pardo, Sebastián Grazzini y Dan Gargan.

Gonzalo Segares reconoce la contribución de los refuerzos, así como algunos cambios tácticos que Klopas ha realizado. 

“Creo que ha ayudado la incorporación de [Pavel] Pardo y Sebas [Sebastián Grazzini] así como la incorporación de Patrick Nyarko al ataque”.

Según Segares, el equipo se ha visto especialmente beneficiado en la posesión del balón. 

“Pavel y Sebas son jugadores de mucha experiencia y ayudan en nuestra búsqueda del balón, de tener el medio campo.  Son jugadores por los que los rivales se tienen que preocupar por marcarles, esas son las cosas que nos han ayudado para que se nos empiecen a dar las cosas”.

El defensa tico también reconoce que el equipo se ha beneficiado en la ejecución de balones parados. 

“Es algo de lo que habíamos hablado, antes no se llegaba a esos balones, ahora tanto con tiros de esquina como tiros libres creo que somos más peligrosos y ayuda el venir conociendo a Sebas [Sebastián Grazzini] y los servicios que envía”.

El equipo se aferra a las escasas posibilidades de llegar a la postemporada después de superar algunas rachas nada envidiables como la de más de dos meses sin ganar.  Aun así, Segares cree para el Fire no es tan tarde y advierte pelearan hasta las últimas. 

“Nos vamos a pelear todo hasta el final”, asegura Segares. 

“Nosotros seguiremos dando ese empuje de nuestra parte y con algunos partidos por disputar, que sabemos no serán nada fácil, sabemos que mientras existan posibilidades, vamos a seguir dándolo todo”.

El encuentro que el Chicago Fire disputará este domingo se presenta difícil.  A pesar de que los Revs no están teniendo una buena temporada, Segares advierte no hay rival fácil. 

“En la MLS, uno puede ver al rival y decir, puede ser accesible pero la verdad es que el del domingo será un partido difícil pues New England llega con la misma necesidad que la nuestra de ganar”.

Segares reconoce los tintes de la rivalidad con los Revs han cambiado.  “A mí me tocó el vivir esa rivalidad intensa que existía pero creo que quizás ya no se sienta igual pero eso se entiendo por los cambios de jugadores”.

Sin preocuparse todavía por las combinaciones de resultados que les pueden beneficiar, el Fire espera a New England con la única intención de hacer lo suyo, sumar puntos.