Chicago quiere aguar la fiesta en el RBNY

Hombres de rojo desean abandonar Nueva York con los tres puntos

El Chicago Fire inicirá su aventura en el campeonato 2010 en el Red Bull Arena, flamante recinto futbolístico que acogerá su primer duelo de liga este sábado.

“Es una oportunidad bonita arrancar la temporada ahí (Red Bull Arena). Nos entusiasma y sabemos será un partido difícil”, dijo Carlos De los Cobos, a punto de debutar como técnico en la MLS.

“El equipo viene bien y sabemos que todos los partidos tendrán un grado de dificultad, unos más que otros. Aun de visitante y en las condiciones que sean, para nosotros será importante jugar siempre de la misma forma y mantener la mentalidad de competir y buscar preponderar el buen juego colectivo que ojala nos alcance para conseguir buenos resultados”, aseguró el entrenador mexicano.

Según John Thorrington, tal como el Fire lo hizo en el 2006 cuando inauguró el Toyota Park, el equipo de Nueva York tendrá el respaldo de su afición.

“Nosotros sabemos lo que la inauguración de casa significa”, dijo el mediocampista, no sin antes declarar que “iremos preparados para conseguir el resultado”.

Así piensa también el delantero Patrick Nyarko, quien no halla la hora de pisar el terreno de juego del Red Bull Arena.

“A mí me da mucha emoción pensar en estar ahí para el estreno de este estadio. A la vez, tenemos que canalizar esas energías de la mejor manera para
salir de ahí con los tres puntos a como de lugar”.

Para Julio Martinez, el duelo del sábado será su primera presentación oficial con el Fire.

“Se siente bien saber que serás parte de un encuentro tan especial. Aun sabiendo que tendremos mucha gente en contra, hay que recordar que son los que están dentro
de la cancha los responsables de hacer bien las cosas.  Yo estoy contento por poder debutar y empezar a sumar con este grupo”, comentó el volante salvadoreño.

De manera unánime, los hombres de rojo se dijeron listos para hacer la faena ante los Red Bulls y ser visita indeseada para los de la “Gran Manzana”.