Ljungberg llevo de la mano a Chicago en su gran victora