Chicago busca sorprender a Seattle y hacer historia con su quinto título de la Copa Abierta